viernes, 19 de marzo de 2010

Testimonios de sanación

Mi nombre es Rubén Flores y quiero dar el testimonio de lo que hizo el Señor por mi. Hace tiempo me dio un infarto y quedé muy dañado del corazón. Estuve en tratamiento médico durante ese tiempo y no obtuve buenos resultados.
Por el mes de abril vinieron unos hermanos, que hacen oración por los enfermos en el templo de El Carmen, a la casa a orar por mi recuperación y nos abandonamos en la misericordia de Dios. Le dijimos al Señor que creemos en el, que nuestra fe es poca, que nos la aumentara. En ese mismo instante sentí "algo" dentro de mí que era sacado con fuerza. Me hicieron nuevos estudios y estoy perfectamente bien. Lo más importante es que yo me siento bien, me siento como nunca y lo más maravilloso es que lo hizo mi Señor Jesús.
¡Gloria a Dios!
- Mi nombre es Graciela Flores y quiero comentarles que tengo 15 años luchando contra el cáncer. Me empezó en la pierna izquierda, arriba del tobillo. En 1980 me operaron dos veces y después me volvieron a operar tres veces más porque me volvía a retoñar el mal en la misma pierna. En 1988 el cáncer me salió en la cabeza. Esta vez la gravedad aumentó al grado máximo y perdí la conciencia, no sabía lo que pasaba a mí alrededor, duré tiempo sin saber nada de nada.
Unos hermanos venían a la casa a hacer oración por mí, por supuesto yo ni cuenta me daba, estaba en estado de coma. Pasó el tiempo y los doctores dijeron que era mejor que muriera, pues ya no había ninguna esperanza de vida. Le dijeron a mi esposo que me iba a quedar en el sueño. Este diagnóstico fue hace 6 años. A la fecha asisto a la alabanza a Papá Dios en el templo de El Carmen los lunes en la tarde. El Señor me ha regresado la salud y aunque no estoy sana al 100% vengo a alabarlo y a bendecirlo por lo que él es y por lo que a hecho en mí.
¡Gloria a Dios!
- Nuestra hermana Socorro Cortés nos mandó su testimonio: quiero compartirles mi experiencia. A mi hijo mayor desde la edad de 2 años se le desarrolló una terrible asma. La primera vez que lo interné el pediatra me dijo que el niño no se compondría, que no me sacrificara con un doctor ni con otro porque sería en vano. Esforzándome fui a pedir dinero prestado por muchas partes y estaba decidida a ir a más lugares porque mi desesperación era grande nomás de ver como luchaba mi hijo entre la vida y la muerte.
Cada mes tenía tres semanas de crisis mortal. Todas las atenciones que recibía eran en vano. En todos los sanatorios me decían que no se compondría. Cuando descubrí los grupos de oración me di cuenta que mi hijo se iba a sanar, únicamente tenía que ponerlo en manos del Señor Jesús.
En una ocasión después de haber estado internado tres días le dio una crisis que quizá fue la más fuerte de toda su enfermedad. Sentí que se le escapaba la vida, me senté junto a él y con desesperación le dije al Señor que se lo entregaba, pero que ya no sufriera, ya no lo quería ver así.
El lunes siguiente cuando fuimos al grupo de oración, los hermanos oraron a Jesúsy le dijeron: "si tu quieres puedes sanarlo". A partir de ese día mi hijo no ha vuelto a tener ataques de asma, no le ha regresado esa enfermedad. De eso hace más de un año y no volvió mi hijo a padecer ningún ataque. Le doy y le daré gracias toda mi vida a Dios. Y no solo eso, me siento comprometida a dar mi testimonio y trabajar para Dios toda mi vida. ¡Bendito seas Señor que sanaste a mi hijo que duró 17 años con su problema!
¡Gloria a Dios!
- Hace 8 días cuando el hermano dijo que el Señor estaba sanado a una persona de sus riñones, yo sentí mucho calor en el cuerpo pero no me daba cuenta de lo que el Señor estaba haciendo en mí. Ese lunes tenía mucho trabajo y me la pasé cociendo en la máquina hasta la madrugada. Más tarde me di cuenta que ya no me dolían mis riñones, estoy perfectamente bien. Tengo ocho días sana. Jesús lo hizo en el templo de El Carmen.
¡Gloria a Dios!
Todos los lunes estaremos orando por la salud de los enfermos ante el Santísimo expuesto en el templo de El Carmen a las 5 de la tarde. Ahí le pediremos a María, la Madre de Dios, nuestra Madre, Madre de todos y cada uno de los que leen este mensaje, que interceda a su amadísimo hijo Jesús por la salud de los más necesitados, por los que la ciencia nada puede hacer, por los que creen que verdaderamente Jesús es Dios, por los que están lastimados, heridos, enfermos y esperan el cumplimiento de la Palabra de Dios: ¡No nos sana hierba ni emplasto alguno sino la Palabra de Dios que TODO lo sana! Estaremos pidiendo por ti que estás leyendo este mensaje. Manda tu intención a: lapalabra@jesusestavivo.org.mx y oraremos por ti en la Z radio y en la oración por los enfermos en el templo de El Carmen. Te informamos que cada 16 de mes a las 12 del día tenemos la Misa de Unción por los enfermos en honor de la Virgen de El Carmen, bendición de agua y escapularios. Además de confesiones para quieres quieran reconciliarse.
Si deseas las seis columnas semanales diferentes que se publican los domingos en los tres principales diarios de Morelia, localízalas en Blogger: jesusestavivoenmorelia.blogspot.com y en Twitter: twitter.com/jesusestavivo Si quieres recibirlas cada ocho días en tu correo, haz click en el cuadro naranja y automáticamente las tendrás. Hoy y todos los domingos en la Z radio, 96.3 FM estéreo y 1340 AM digital, “La Palabra” cuarenta y cinco minutos en comunicación con Jesús vivo que sigue sanando a los más necesitados que creen que él tiene todo el poder en los cielos y en la tierra. Visita nuestra página web: www.jesusestavivo.org.mx y vive los 220 videos de misas, evangelización y testimonios de sanación de lo que Jesús hace en su Morelia.
¡Alabado sea Jesucristo!
BUENAS NOTICIAS PARA ELHOMBRE DE HOY
Grupo Apostólico Nueva Evangelización
aurelio@jesusestavivo.org.mx